El agua es el componente principal para que exista la vida y todos los seres vivos necesitamos el agua para vivir.

Su existencia  garantiza la abundancia de las especies y sus ecosistemas, por ello ninguna acción sobra cuando se trata de cuidar el agua.

La diversidad biológica que existe en nuestro planeta es fundamental para mantener la calidad y cantidad de los suministros de agua. Si cuidamos las fuentes que nos abastecen de este recurso, garantizamos la vida de todos en el presente y el futuro.

La conservación de los suelos, la flora y la fauna mantienen la integridad y el equilibrio de los elementos naturales que intervienen en el ciclo del agua, y si apoyamos a que este círculo virtuoso conserve su proceso, es decir, si cuidamos la naturaleza de nuestro planeta estamos practicando una de las muchas partes que integran la Cultura del Agua.

 

culturadelagua 01